Buscar este blog

Cargando...

jueves, 2 de diciembre de 2010

INTERNET SEGURO: RECOMENDACIONES PARA EDUCADORES,PADRES Y ESTUDIANTES

Son múltiples los riesgos a los que se enfrenta la niñez, la juventud (y la sociedad en general) cuando acceden a Internet. Cada vez que sucede un hecho delictivo en el que los malos de la historia contactan a su víctima por medio de la Red, los medios de comunicación hacen amplio despliegue del hecho. Y eso está bien; sin embargo, a los pocos días todo pasa al olvido y después de un tiempo la historia se repite y tan solo cambian los nombres de víctimas y victimarios.
La situación anterior tiende a agravarse en la medida en que sectores más amplios de la población puedan acceder a conexiones de Internet de banda ancha por el aumento de la oferta y la reducción en el costo de este servicio. Es por esta razón que tanto en hogares, como en Instituciones Educativas (IE), se deben acometer con toda seriedad acciones tendientes a lograr que los menores adopten conductas responsables y preventivas, cuando navegan y se interrelacionan con otras personas en Internet.
Estas acciones tienen carácter de urgencia pues las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) llegaron para quedarse y hacer presencia en todos los ámbitos de la sociedad. Más urgentes aún, si tenemos en cuenta que la niñez y la juventud están cada día más expuestas a computadores y dispositivos móviles que ofrecen conexión a Internet.
Concretamente, son cada vez más los hogares que cuentan con acceso a Internet y, en el campo educativo, muchas IE actualmente implementan iniciativas transformadoras tales como integrar servicios Web 2.0 en los procesos educativos, un computador portátil por estudiante, etc; todo lo anterior, con Internet de por medio.
Ahora, si bien es cierto que estas iniciativas ofrecen beneficios inmensos para docentes y estudiantes, también conllevan potenciales riesgos y responsabilidades por parte del usuario. Por esto resulta de la mayor urgencia que los estudiantes desarrollen habilidades para identificar, evitar y defenderse de los peligros y amenazas que se les puedan presentar cuando navegan por Internet y cuando interactúan a través de redes sociales.
Afortunadamente, se viene registrando ahora un aumento significativo de propuestas que buscan concientizar a docentes, padres de familia y estudiantes sobre la importancia de respetar un código de conducta básico cuando se usa Internet.
A continuación se reseñan algunas de las propuestas más significativas sobre el tema. Ellas ofrecen información, materiales pedagógicos y guías para docentes, padres y menores, para lograr una navegación e interacción seguras para todos:

Internet Sano (MinTIC)

Internet Seguro (Microsoft)

Tus 10 comportamientos digitales


Protección para la familia

Menores en la Red

Kiddia.org
(junta de Andalucía)


Foro Generaciones Interactivas

Seguridad infantil en Internet

Protégeles


Ciberbullying.net

Día del Internet Seguro - 2010

Safer Internet


Algunas recomendaciones más importantes y pertinentes para que, entre todos, hagamos de Internet un lugar seguro. Las recomendaciones se agruparon para cada uno de los actores interesados: Docentes, Padres de familia y Estudiantes. Esperamos que este tema se convierta en un proyecto de las Instituciones Educativas, liderado por los docentes, con el compromiso de los estudiantes y el apoyo de los padres de familia. A esto obedece que encabecen las recomendaciones las dirigidas a los docentes.


RECOMENDACIONES PARA DOCENTES

A continuación, ofrecemos una serie de recomendaciones a tener en cuenta por parte de los docentes, cuando realizan actividades educativas enriquecidas con Internet:

Informe a los estudiantes que el reglamento de uso de las salas de informática, de la red escolar y del acceso a Internet, prohíbe expresamente navegar por páginas con contenido inapropiado para menores; explique que no atender esta norma acarreará sanciones. Si no existe reglamento en la Institución Educativa, es de la mayor urgencia establecer uno y divulgarlo

Comunique claramente a los estudiantes que está prohibido descargar cualquier software de Internet, sin la debida autorización y sin la presencia de un(a) docente.

Cuando sea necesario, permita que se descarguen aplicaciones únicamente desde sitios Web oficiales. Muchos sitios simulan ofrecer programas populares que se alteran, modifican o suplantan por versiones que contienen algún tipo de virus o software malintencionado (malware) y que infectan el computador cuando el usuario lo instala en el sistema.

Indique a sus estudiantes que eviten hacer clic en enlaces sospechosos. Los enlaces son uno de los medios más utilizados para direccionarlos a páginas Web que tienen amenazas capaces de infectar el computador del usuario con virus o software malintencionado/espía.


Informe a los estudiantes sobre las responsabilidades civiles, penales o administrativas que existen cuando se vulneran derechos propios o de terceros en la red.

Asegúrese que los estudiantes son conscientes de que la distribución de contenidos prohibidos por la Ley (en especial la pornografía infantil), el acoso (en especial el acoso sexual), la discriminación, la promoción del odio racial, la difamación y la violencia, entre otros, son ilegales en Internet y en las redes sociales. Estas conductas se castigan con cárcel en la mayoría de los países.

Evite que los estudiantes ingresen información personal en formularios Web de dudosa procedencia. Cuando un formulario contiene campos con información sensible (por ejemplo, usuario y contraseña), es recomendable verificar la legitimidad del sitio.

Notifique a los estudiantes que se requiere tanto la autorización como la presencia de un(a) docente en la sala de informática para que ellos puedan utilizar Chats, IRC, servicios en línea de comunicación en tiempo real y redes sociales.

Asegúrese que los estudiantes comprenden que no deben invadir la privacidad de otras personas cuando interactúan con ellas por medio de redes sociales.

Muchas de las “riñas virtuales” que se convierten en “cyberbullying”, se inician porque una de las partes no observa buenas maneras al comunicarse por Internet. Explique a sus estudiantes las normas básicas de “Netiqueta” y asegúrese que las cumplen cuando se comunican con otras personas.

Esté atento al comportamiento de los estudiantes cuando utilicen redes sociales en Internet, con el fin de detectar y evitar situaciones de ciberacoso (responsable: menor/adulto; víctima: adulto), de “cyberbullying” (responsable: menor; víctima: menor) o de Grooming (responsable: adulto; víctima: menor).

Antes de que los estudiantes envíen información a otras personas a través del correo electrónico, mensajería instantánea o redes sociales, promueva el hábito de reflexionar y evaluar la conveniencia de que esas personas conozcan dicha información y los riesgos que esto puede representar para su seguridad personal o familiar.

Asegúrese que los estudiantes entienden que al participar en redes sociales, existe la posibilidad de encontrarse con personas que no son quienes dicen ser y que desean aprovecharse de otras personas.

Reflexione con los estudiantes sobre los aspectos positivos del uso de pseudónimos como medio de protección en las redes sociales, mensajería instantánea, chats y foros. Además, sobre el uso responsable de estos pseudónimos que, entre otras cosas, implica no utilizarlos para engañar o confundir a otros.

Tenga en cuenta que la legislación de algunos países requiere autorización expresa de los padres o acudientes antes de permitir a menores de 13 años participar en actividades educativas en las que se utilice correo electrónico, blogs, wikis, servicios de mensajería instantánea, redes sociales, etc. También hay que solicitar autorización cuando se utilizan servicios en línea que pueden almacenar alguna información sensible acerca de los estudiantes.

Diseñe y realice un taller para padres en el que se informe a estos los riesgos que corren sus hijos cuando, sin control alguno, navegan en Internet o se comunican con otras personas.

Destine un espacio en el currículo de las asignaturas que tiene a su cargo para socializar con los estudiantes las “Recomendaciones para estudiantes” que encontrará más abajo en este documento. Póngase de acuerdo con otros docentes que también utilizan/integran las TIC en sus procesos educativos para hacerle seguimiento al cumplimiento de este pacto.

Conozca y tenga a mano los números telefónicos y las páginas Web de las autoridades de su país, ante las cuales denunciar delitos informáticos.

Consulte con frecuencia sitios especializados en Internet Seguro para mantenerse al tanto de las últimas amenazas (spam, phishing, fraude electrónico, robo de identidad, etc) y de la forma de prevenirlas.



RECOMENDACIONES PARA ESTUDIANTES

Cuando navego y cuando me relaciono con otras personas en Internet, pongo realmente todo mi empreño para no causar daño a nadie y para mantenerme alejado de amenazas y problemas. Por lo tanto, me comprometo a:
1. No dar nunca, a personas que no conozca de manera presencial, mi información personal (dirección particular, número de teléfono, etc), mí Institución Educativa (nombre, ubicación, etc) o mí familia (nombres de padres y hermanos, etc).
2. Respetar la información que tengo de mis amigos y no publicarla en Internet sin su autorización.
3. No revelar nunca a nadie, que no sean mis padres o acudientes (ni siquiera a mis mejores amigos), mis claves de acceso al correo electrónico y a las redes sociales . Esto evitará que me suplanten.
4. Utilizar contraseñas fuertes, difíciles de adivinar, con longitud de al menos 8 caracteres, que incluyan la combinación de números y letras.
5. Cerrar completamente tanto mis cuentas de correo electrónico como de redes sociales cuando termino de utilizar el computador.
6. No enviar nunca fotografías mías o de mis familiares, sin el permiso de mis padres.
7. Informar a padres y profesores cuando encuentre información que me haga sentir incómodo(a) y/o amenazado(a).
8. No realizar procedimientos en Internet que cuesten dinero, sin el permiso de mis padres.
9. Nunca contestar a mensajes que sean agresivos, obscenos, amenazantes o que me hagan sentir mal o amenazado.
10. No responder correos electrónicos de personas que yo no conozca personalmente.
11. Avisar a padres y docentes cuando alguien me ofrezca un regalo y me suministre una dirección a la que deba ir para recibirlo.
12. No aceptar citas de desconocidos y avisar inmediatamente a padres y docentes. Siempre recuerdo que hay personas que no siempre son lo que dicen ser; por ejemplo, alguien me puede decir que es un niño de 12 años y en realidad ser un señor 45.
13. Desconfiar de aquellas personas recién conocidas que quieren verme por medio de la cámara Web del computador o que encienden su cámara sin que yo lo haya solicitado.
14. Cuidarme en los ambientes tecnológicos como lo haría cuando salgo a la calle; utilizando mi criterio para seleccionar los sitios que visito en la Red y las personas con las que interactúo.
15. No permitirles a mis amigos por Internet, cosas que no les permito a mis amigos del colegio o del barrio.
16. Permitir, en las redes sociales en las que participo (Facebook, Hi5, MySpace, etc), que únicamente mis amigos puedan ver y comentar lo que comparto, lo que publico en el muro y en lo que yo esté etiquetado.
17. Permitir, en las redes sociales en las que participo (Facebook, Hi5, etc), que solamente mis amigos puedan ver mi información de contacto y mis fotografías.
18. Reflexionar, antes de subir una fotografía a un sitio social, si la foto se presta para que otra persona la descargue y me haga daño a mí o a otras personas.
19. Aceptar solicitudes de amistad en redes sociales que provengan únicamente de personas conocidas.
20. No utilizar, en las redes sociales en las que participo, identidades falsas para suplantar personas.
21. Nunca descargar, instalar o copiar nada de Internet sin el permiso previo de padres o docentes.



RECOMENDACIONES PARA PADRES

Atender los siguientes consejos minimiza los riesgos que pueden correr sus hijos cuando utilizan Internet:

De a sus hijos buen ejemplo cuando navegue por Internet y cuando se relacione en redes sociales con otras personas.

Hable frecuente y abiertamente con sus hijos sobre posibles riesgos que existen en Internet.

Acompañe a sus hijos a navegar en Internet; conozca y evalúe cuáles son sus sitios favoritos y las redes sociales en las que participan.

No permita que sus hijos se conviertan en huérfanos digitales. Esto sucede cuando los padres de familia no acompañan a sus hijos en el uso de las TIC, creando una brecha con ellos al no comprender ni hablar el lenguaje digital imperante hoy en día.

Configure el “SafeSearch” del motor de búsqueda de Google para evitar que aparezcan páginas con contenido sexual explícito entre los resultados de una búsqueda. Seleccione la opción “Utilizar el filtro estricto”; este filtra tanto texto explícito como imágenes explícitas.

Ubique el computador en áreas comunes del hogar (estudio, sala, etc). Para un delincuente resulta más difícil comunicarse con un menor cuando el computador está en un lugar a la vista de todos los que habitan el hogar.

Cuando sus hijos utilicen en casa un computador con cámara Web, adviértales que dicha cámara solo se debe usar en comunicaciones con personas conocidas.

Tenga en cuenta que cuando los menores son objeto de ciberacoso, “cyberbullying” o de Grooming, casi nunca lo manifiestan voluntariamente. Por lo regular guardan silencio sobre este problema, haciendo que esta práctica sea muy difícil de detectar y eliminar.

Muestre a sus hijos cómo respetar a los demás cuando se usa Internet y asegúrese de que comprendan que las reglas del buen comportamiento no cambian respecto a las presenciales, sólo porque estén frente a un computador.

Acompañe a sus hijos cuando asisten a un café Internet a realizar alguna consulta o tarea. Nunca se sabe quién se va a sentar al lado de ellos y la función de quien atiende el lugar no es cuidar a los niños para que los demás clientes no se les acerquen.

Averigüe qué acciones ejecutan actualmente en la Institución Educativa donde estudian sus hijos para hacer que el acceso a Internet dentro de la Institución sea seguro. Ventile este tema abiertamente en las reuniones de padres de familia.

Elabore un reglamento con normas claras para el uso de Internet en el hogar (horario, duración de la conexión, forma de uso) y comuníquelo a sus hijos. Además, vigile su cumplimiento. Recomendamos consultar el “Contrato de código de conducta en línea” propuesto por Microsoft.


Solicite una copia del reglamento de uso de las salas de informática, de la red escolar y del acceso a Internet de la Institución donde estudian sus hijos e incluya varias de las normas contenidas en este, en el reglamento para usar Internet en el hogar. Esto permite que el reglamento del hogar esté acorde con el del colegio.

Asegúrese que la conexión a Internet de su hogar es segura, especialmente si es inalámbrica. Protéjala siempre con una contraseña fuerte; de lo contrario, cualquier vecino se puede conectar a través de ella, restándole velocidad de navegación.

Si instala un router inalámbrico para tener acceso a Internet en el hogar, ubíquelo en un sitio al cual tengan acceso en todo momento personas adultas. De esta forma es más fácil controlar los horarios de acceso a la red ya que con solo desconectar el aparato de la fuente de energía, cesa el acceso a Internet.

Además de un antivirus, instale un firewall (cortafuego) en su computador. Este último impedirá que entre cualquier software malintencionado o que algún software espía que haya infectado el computador envíe datos sin que usted se de cuenta.

Si sus hijos visitan salas de chat, utilizan programas de mensajería instantánea (como Messenger), videojuegos en línea u otras actividades en Internet que requieran un nombre de usuario para identificarse, ayúdeles a elegirlo y asegúrese de que dicho nombre no revela ninguna información personal.

Manténgase informado tanto de las últimas amenazas como de las herramientas informáticas para contrarrestarlas.

Enseñe a sus hijos, desde pequeños, a usar las TIC con responsabilidad.

Aleccione a sus hijos para que confíen en su propio instinto. Si algo en Internet los pone nerviosos, deben tener la suficiente confianza para expresarlo a un adulto responsable sin temor a que se les prohíba su uso o se les castigue.

Si su hijo, hija o joven ya participó en alguna actividad de tipo sexual por medio de Internet, comprenda que él o ella no son delincuentes, son víctimas. El delincuente que los sedujo es quien tiene toda la responsabilidad.

Conozca y tenga a mano los números telefónicos y las páginas Web de las autoridades de su país, ante las cuales puede denunciar delitos informáticos.

A continuación, una serie de enlaces que ofrecen información de interés para lograr que Internet sea un “ciberlugar” seguro para la niñez y la juventud:
• Cartilla de implicaciones jurídicas de la agresión de niños, niñas y adolescentes a través de Internet
• Cartilla “Tus 10 comportamientos digitales”
• Guía Metodológica para apropiación escolar del código de conducta “Tus 10 comportamientos digitales"
• Hagamos un Pacto (Microsoft)
• Guía menores en la Red ¿Un juego de niños? (Panda Security)
• Consejos para padres en formato folleto (Panda Security)
• Consejos para menores en formato folleto (Panda Security)
• Guía: Educar para proteger – 3 a 11 años (Junta de Andalucía)
• Guía: Educar para proteger – Adolescentes (Junta de Andalucía)
• Redes Sociales y Adolescencia (CEAPA)
• Redes Sociales en Internet – Revista 103 (CEAPA)
• Memorándum de Montevideo sobre la protección de datos personales y la vida privada en las redes sociales en Internet (IIJusticia)
• Investigación: Y la Generación Interactiva de tu colegio ¿cómo es?
• La Generación Interactiva en España
• Navegador para niños KidZui
• Guía de Herramientas de Seguridad Para Hogares (Inteco)
• Cyberbullying: Un análisis comparativo en siete países
• Test: ¿sabes cómo navegar seguro en Internet?
• ¿Qué es el grooming?
• Reconozca las estafas por suplantación de identidad (phishing) y los mensajes de correo electrónico fraudulentos
• Internet en la vida de nuestros hijos, ¿cómo transformar los riesgos en oportunidades?
• Cibercentinelas – Acción contra la pornografía infantil

jueves, 4 de noviembre de 2010

Salidas Educativas como recurso didáctico

INTRODUCCIÓN

El deterioro de las normas de convivencia en la vida social y el crecimiento de la violencia, que se manifiesta en la comunidad, es el ambiente real que hoy rodea a nuestra escuela, dificultando la tarea educativa. Sin embargo, la institución puede filtrar y reencauzar las perturbaciones que le llegan desde la zona donde está in-mersa, creando espacios de convivencia, de apertura hacia lo diverso. Recordando que la escuela es un espacio fundamental de socialización e integración en la socie-dad.
La violencia, la agresividad que hoy aparecen explicitas en nuestra sociedad y que empiezan a asomarse en nuestros contextos educativos deben preocupar a los do-centes, también sabemos que la exclusión y la segmentación en nuestra sociedad es otra característica de este nuevo escenario, por eso la escuela está ante el de-safío de promover los valores y las capacidades relevantes de nuestros alumnos.
Por eso estamos convencidos de que las “actividades alternativas”, tales como sali-das educativas son un tipo de práctica que debe ser fortalecida como práctica esco-lar con un claro, evidente, profundo y potenciado sentido pedagógico. Se trata de que los niños y los jóvenes aprendan a través de estas actividades valores tales como la solidaridad, el respeto mutuo, la tolerancia y aceptación. Procurando la aprehensión de principios, valores y modelos; abordando temas transversales antes (en la escuela), durante (en la salida) y posteriores (en la escuela) para desarrollar aptitudes de liderazgo que generen y promuevan acciones efectivas en la institución y/o en la comunidad local.
La salida educativa pretende facilitar la preparación de jóvenes en diferentes activi-dades de carácter educativo, mediante la participación de alumnos de uno o varios años del ciclo educativo.
El origen de la salida se basa en la necesidad de apoyar y/o complementar la acti-vidad educativa que atienden las escuelas a un sector poblacional conformado por adolescentes que atraviesan estados de sensibilidad y en algunos casos de conflicti-vidad, que provocan indiferencia, violencia, egoísmo y soledad.
Como actividad central es la organización y realización de salidas educativas a dis-tintos lugares ya que éstas representan una experiencia única de aprendizaje y for-mación en el área cognitiva, social y afectiva a través de la vida en grupos y res-ponde, entre otras cosas, al concepto de educación permanente como una necesi-dad en todas las edades y etapas de la vida.
Mediante distintas actividades de dinámicas de grupo, se busca el crecimiento de todos los que participamos en la actividad, tanto alumnos como profesores y coor-dinadores.
Las salidas educativas organizadas son fundamentalmente una experiencia diferen-te porque se pueden lograr varios objetivos en forma integrada como:
• Vida cooperativa y sana convivencia
• Socialización e integración.
• Favorece la expresión y la comunicación.
• Tarea educativa de persona a persona.
• Posibilidad de compartir y ayudar al otro.
• Experiencias enriquecedoras y nuevas.
• Trabajo social grupal.
• Desarrollo espiritual y personal.
• Favorece la libertad, creatividad y la participación


OBJETIVOS
Objetivos Generales
• Crear un ámbito propicio para que los adolescentes descubran y valoricen sus raíces, potenciando la historia, cultura y sentimiento de nuestros ances-tros, rescatando identidad (local, regional, bonaerense, nacional y latinoa-mericana).
• Interesar a los adultos comprometidos, a ser parte de este acontecimiento, compartiendo y disfrutando a los adolescentes, aprendiendo a entregarse democráticamente a la organización y ejecución del Proyecto.
• Integrar a los distintos actores de la comunidad educativa en diferentes ac-tividades de integración.
• Brindar un tiempo y espacio que permita disfrutar, descubrir y compartir el derecho a gozar de la Naturaleza, pretendiendo la proyección de acciones futuras en defensa del medio ambiente.

Objetivos Específicos
• Obtener conocimientos específicos que permitan resolver situaciones conflic-tivas.
• Reconocer y someter a reflexión crítica las valorizaciones y normas sociales vigentes en función de los principios de valor.
• Fomentar la capacidad de comprenderse a uno mismo y comprender a los demás aprendiendo a tolerar y a tener una conciencia colectiva.
• Incorporar actitudes comunitarias a través de las experiencias compartidas.
• Utilizar los recursos naturales sin interferir en el desarrollo de las formas de vida.
• Concientizar a los alumnos sobre las ventajas reales que se obtendrían por medio de los hábitos y costumbres que mejoren la calidad de vida como pre-servador del equilibrio y el medio ambiente.
• Crear un ámbito donde puedan enriquecerse todos los integrantes del pro-yecto y donde puedan continuar acentuando los conocimientos recibidos du-rante el año educativo.
• Valorar y cuidar el ambiente, conociendo los modos de contribuir a su pre-servación, respetar y amar la tierra y la naturaleza, descubrir sus leyes y aprovechar sus riquezas.
• Lograr que los alumnos sirvan de disparadores para motivar a futuros parti-cipantes de estas jornadas.
• Aumentar el gusto, la atención y el respeto por los elementos naturales po-niéndose en contacto con ellos e incorporar experiencias útiles para la vida cotidiana mejorando la salud física y mental.
• Desarrollar la imaginación y la creatividad expresándose a través de las di-versas formas culturales de comunicación - oral, escrita, corporal - con o sin elementos de la naturaleza.
• Apreciar la labor grupal, útil para el aprendizaje y adaptación con los demás miembros de otras escuelas.

EVALUACIÓN

Evaluación permanente
Consulta con los participantes como se van realizando las actividades previas.

Evaluación final
Reflexión de todas las actividades realizadas durante la salida lo que servirá para realizar los ajustes correspondientes mejorando el proceso y los resultados para una futura realización.

viernes, 1 de octubre de 2010

El Abuso de las nuevas tecnologías



Reflexionemos juntos sobre este video:

¿Qué opinión tenés acerca del video visto?

¿Cómo lo calificás?
Muy bueno
Bueno
Regular
Malo

¿Creés que el abuso de la tecnología es malo? ¿Por qué?

Te invito a buscar otros videos similares y compartirlos con tus padres

¿Educados o entretenidos?

¿Hay lugar para el placer en la escuela?

La aparición de un nuevo tipo de entretenimiento responde a diferentes cuestiones relacionadas tanto con los hábitos de los ciudadanos modernos, como con la difusión y desarrollo de las tecnologías electrónicas. En el panorama de nuestra región es demasiado frecuente hallar que la violencia se apodera de los espacios callejeros y de los estadios deportivos, dato que explica, en parte, el repliegue de las familias en sus hogares en búsqueda de espacios recreativos más seguros. Los niños han reemplazado prácticamente sus juegos al aire libre para entretenerse en actividades que se desarrollan en gimnasios, escuelas deportivas o sus propios hogares. Las relaciones que se establecen alrededor del despliegue lúdico que ofrecen los espacios abiertos se van restringiendo a espacios mucho más acotados, generalmente frente a una pantalla de computadora. Cada vez más el tiempo lúdico liberador se va sometiendo a las reglas de uso convencional propias de las instituciones sociales que los ofrecen.
Los mensajes se generalizan para capar una audiencia globalizada, se simplifican y suprimen características propias de cada cultura para ser transformados en productos culturales capaces de ser consumidos por la gran audiencia, con lo cual los códigos comunicacionales van perdiendo riqueza y el vocabulario se va adaptando hasta llegar a simplificaciones extremas que se traducen en mensajes compactos difícilmente aprehensibles. En general los medios de comunicación siguen esta línea de producción y, solamente en algunas propuestas ocasionales, pueden encontrarse mensajes más elaborados, que generalmente son ofrecidos desde cadenas privadas que se aseguran un selecto público con poder adquisitivo para acceder a ellos.
De este modo tenemos en el panorama del entretenimiento una amplia oferta que acostumbra a su público a los mensajes programados y banalizados. Desde este punto, es previsible que la lectura como entretenimiento ocupe un lugar masivo entre los sujetos que buscan eludir toda tarea que les implique algún esfuerzo o trabajo de elaboración.
Quedan entonces expuestos algunos indicadores de la crisis de la lectura vinculada a la aparición del concepto de entretenimiento desligado del ocio creador, las ofertas recreativas ligadas a la acción y a las sensaciones, la falta de propuestas educativas amenas y atragantes que brinden la posibilidad de establecer juicios críticos, el empobrecimiento del lenguaje que desde los medios masivos descuida el preciso valor de la palabra, el difícil acceso a material de lectura de calidad frente a la abundante literatura de divulgación, frecuentemente relacionado con costos económicos.
El lector encuentra entonces, en este entretenimiento, esquemas conocidos y reiterados que se ofrecen como figura de lo previsible frente al caos y la imprevisibilidad del suceder contemporáneo. Se construye un refugio frente a su propia angustia por haber perdido las certezas sobre las cuales edificar su existencia.

Uso y abuso

El uso y el abuso que nuestros hijos puedan hacer de la tecnología es uno de los grandes problemas que se nos presenta a los padres y educadores.
Los chavales nos superan en conocimientos y ganas de aprender para emplear unos medios que para nosotros a veces son difíciles de usar y comprender. Lo que para ellos es algo natural para nosotros es una dificultad.
Mientras nuestros hijos chatean, compran algún producto en Internet o se pasan horas con el móvil en la mano, nosotros no nos damos cuenta de lo que ocurre, o de lo que puede ocurrir. Porque todo lo bueno que tienen las nuevas tecnologías se puede convertir en nefasto si no sabemos utilizarlas con inteligencia.
Debemos intentar darnos cuenta cuando ellos, o nosotros, utilizamos algo de forma obsesiva; y hemos de poner los medios para intentar evitar que se produzcan situaciones desagradables. Unas normas básicas de comportamiento son esenciales para que la tecnología se convierta en aliada y no en enemiga.
En esto ocurre como con el vino; un vaso en las comidas puede ser sano, un par de botellas, nefasto.
Al final todo se reduce a una cosa: usar el sentido común.

¿Uso o abuso de la tecnología?

“Tecnología” es hoy un elemento permanente de nuestra vida diaria: la usamos en nuestro vocabulario, en el trabajo, en la casa, en todo lugar y tipo de actividad. Ya no es un privilegio de científicos, sino algo común y corriente para todos.

Así, a diario utilizamos facilidades que, hace apenas algunos años, ni siquiera imaginábamos, especialmente al respecto de equipos y sistemas para comunicación: teléfonos celulares, Internet, Intranet, comunicación inalámbrica, etc., etc., etc.

La tecnología, de manera definitiva, ha cambiado nuestras vidas. Todos aquellos que un día dijimos: “¿Yo, usar una computadora? ¡Jamás!”, ahora no comprendemos cómo pasamos la mayor parte de nuestra existencia sin ella. Hoy, verdaderamente, es una herramienta imprescindible en el trabajo y un auxilio apreciado en los demás aspectos de nuestra vida.
Por ejemplo, gracias a la Internet tenemos acceso a lugares, culturas y enseñanzas que, de otra manera, serían inalcanzables. Con facilidad encontramos hoy respuestas que nos aclaran dudas o complementan conocimientos. Incluso, nos dan acceso a entretenimiento, música, arte y eventos maravillosos.

Sin embargo, cuando vemos tanta tecnología a nuestro alrededor, cabe preguntarnos: ¿Hasta cuánto es demasiado?

La tecnología que a los adultos nos maravilla es, para los niños y adolescentes, algo normal, hasta intrascendente. Por esa facilidad de integrarse a la tecnología, por su ansia de encontrar siempre cosas nuevas (lo que ayer les gustó, ya hoy les aburre), los fabricantes han visto en ellos un mercado repleto de oportunidades, que están explotando cada vez más. Y eso, encierra muchos peligros.

Porque, aunque cada vez contamos con más medios para comunicarnos, también cada vez nos comunicamos menos. He visto, en lugares públicos, cómo una familia se sienta a la mesa, y no se dirigen la palabra entre ellos: algunos hablan por el celular, otro está totalmente aislado escuchando su i-Pod, otro juega con el último modelo de Game Boy; uno más revisa su álbum fotográfico electrónico… Y, mientras, la vida pasa. ¡La vida real, no la virtual!

Pero existe otro peligro: el de los juegos electrónicos (video games) violentos.
En Estados Unidos, donde se llevan y analizan todo tipo de estadísticas, se ha levantado ya la voz de alarma. En primer lugar, se ha comprobado que los videojuegos violentos son adictivos; es decir, causan todos los graves efectos de cualquier otra adicción: el niño o joven adicto pierde el interés en el estudio, en los deportes, en sus amistades; se aísla, fomentando aún más su dependencia.

Como esos juegos no son gratis, hacen cualquier cosa por conseguir el dinero para comprarlos o usar las “maquinitas”, ahora tan populares como nefastas. En resumen, estos “e-adictos” malgastan su tiempo, dinero y futuro.

Pero esto no termina allí. Muchos psicólogos infantiles están considerando esos juegos interactivos violentos como “juegos de muerte” (deadly games), capaces de inducir conductas criminales y causar un daño (irreversible, se teme) en el cerebro de los niños y jóvenes, que les condiciona a llevar a la práctica todo aquello que han realizado “jugando”.
Jack Thompson, un abogado de Miami, crítico acérrimo de estos “deadly games”, ha documentado un caso en que el asesino —Devin Moore, un joven de 18 años— actuó de manera idéntica al juego con que usualmente se “divertía”, robando un auto y, posteriormente, asesinando a tres policías.

Por medio de estudios neurobiológicos, hechos a diferentes jovencitos mientras interactuaban con los mencionados videos, se han recopilado pruebas de cómo se afecta el cerebro en esos momentos. Thompson espera lograr, con dichas pruebas, una condena para los fabricantes de un juego especialmente violento (omito su nombre, para no hacerle propaganda), que sirvió de inspiración y entrenamiento a Moore. Será un paso importante para que esas grandes empresas se preocupen menos por sus ganancias y más por la salud mental de los niños del mundo.

jueves, 30 de septiembre de 2010

La Biotecnología ¿un peligro o un futuro promisorio?



Es imposible saber a ciencia cierta en que momento se produjo una revolución fundamental en la historia humana, la domesticación de plantas y animales. No es claro siquiera que se haya dado una sola vez y al mismo tiempo, lo cierto del caso es que esta revolución que tiene un poco de ciencia, de arte y de técnica, permitió a la sociedad humana pasar del estado del nomadismo a una vida sedentaria, permitiendo asentamientos estables.

Desde esos inicios la sociedad humana comenzó a intervenir en el desarrollo de animales y plantas con el objeto de hacerlos más adecuados para el ser humano, también, desde temprano se hicieron fermentos utilizados para hacer pan, cerveza y vino. Estas son intervenciones en los procesos biológicos, con tecnologías diferentes podemos decir que fueron formas básicas de biotecnología. Cuando comenzaba la segunda mitad del siglo XX , en 1953 en el número 25 de la Revista Nature, James Watson y Francis Crick publicaron un artículo que permitió desvelar la estructura en doble hélice del ADN, el portador de la información que indica las características que tendrá una célula, este descubrimiento abrió las puertas a una serie de técnicas que van a desembocar en la Biotecnología actual.

Más adelante, Stanley Cohen y a Herbert Boyer descubrieron unas "tijeras genéticas" capaces de cortar el ADN en lugares muy precisos. Entonces, se preguntaron ¿por qué no cortar segmentos específicos como son los genes? Y más aún, ¿por qué no remplazar al gen cortado por otro de otra especie, capaz de sintetizar proteínas que el primero organismo no producía? Ahí fue que nació la Ingeniería Genética y la capacidad de modificar el ADN. Lo que constituye el primer éxito de esta nueva tecnología es la producción bacteriana de insulina que contribuyó a brindar mayor seguridad médica y de abastecimiento a las personas enfermas de diabetes.

La Biotecnología es una puerta abierta a un sinfín de oportunidades en el ámbito médico, estamos viendo y veremos aparecer nuevas plantas, nuevos animales, es una verdadera explosión de novedades que son por lo demás, un tremendo negocio. Este desarrollo de la Biotecnología para algunos es una promesa de un futuro maravilloso, en cambio para otros es un peligro inmenso y una nueva fuente de explotación de la naturaleza y del ser humano.

Si bien es cierto, como lo mencionamos en un comienzo, que desde tiempos remotos el ser humano ha intervenido la naturaleza para su propio provecho, el cambio fundamental de la Biotecnología actual es que las transformaciones efectuadas hasta ahora se hacían con cruces de animales o plantas biológicamente compatibles o con parentesco, hoy se pueden mezclar especies que no tienen ninguna cercanía biológica. Hay una abundante experiencia de graves problemas de desequilibrios que ha significado introducir especies en regiones geográficas o ecosistemas diferentes, en este caso, cambia la escala, pero la situación es análoga, y podría producir un nuevo tipo de contaminación que puede ser mucho más peligrosa y difícil de controlar.

Otro tema controversial se refiere a las plantas de cultivo transgénico; durante la llamada Revolución Verde se impusieron algunas variedades de cultivo de alto rendimiento que eran eficientes en una agricultura mecanizada y dependiente de productos químicos. La actual revolución biotecnológica puede caminar en el mismo sentido y eso provoca erosión genética o pérdida de la biodiversidad que son fundamentales ante un cambio de condiciones, por ejemplo, de clima, algo por demás muy probable en un mediano e incluso corto plazo. ¿Se puede considerar un avance mejorar el rendimiento de los cultivos a cambio de una mayor vulnerabilidad provocada por una menor diversidad genética?

En lo humano el peligro es que las semillas modificadas genéticamente son patentadas por las industrias que lo hacen, esto significa que a medida que se vayan imponiendo estas semillas más rentables económicamente, además de la pérdida de diversidad genética, los agricultores deberán, pagar regalías a los productores de semillas mientras las utilicen para cultivar. Por otro lado, nadie puede impedir que el polen vaya de un predio a otro y que un sembrío se contamine con las semillas modificadas genéticamente, ante esto el agricultor que ha sido contaminado será perseguido por utilizar semillas patentadas.

Estamos ante una nueva revolución por eso el Economista Jeremy Rifkin ha dicho que el siglo XXI no es en realidad el siglo de la Información, sino el de la Biotecnología.

¿De qué depende que el futuro sea mejor que el presente gracias a los aportes de la biotecnología, o que nos estemos encaminando hacia un abismo?

Siempre las nuevas tecnologías han causado un rechazo inicial como sucede en general con todo cambio. Pero ¿es la biotecnología algo que se pueda analizar sólo desde una perspectiva tecnológica? Si así lo fuese estaríamos muy bien ya que la tecnología que se utiliza es muy precisa y cuenta con herramientas muy eficientes.

Las ciencias, las técnicas, las artes, no funcionan solas, siempre hay personas que las operan. Una herramienta no es buena o mala en sí, de un trozo de mármol y unas pocas herramientas utilizadas por las manos de Miguel Ángel Buonarroti surgió el Moisés. Hoy contamos con el mismo mármol y mejores herramientas, pero no vemos muchas esculturas del nivel del Moisés.

El ser humano se adapta a diferentes condiciones y circunstancias a través de su capacidad de generar cultura, respuestas que le permitan enfrentar los desafíos que le presenta el medio físico, psicológico, social e histórico, así la historia está lleno de estos constantes esfuerzos de los cuales han ido surgiendo descubrimientos e inventos que muestran la inmensa capacidad creadora del ser humano.

Esta actividad creativa es natural en el ser humano, todos trabajamos y utilizamos nuestras capacidades para enfrentar los desafíos que se nos plantean o que salimos a buscar. En todo trabajo hay dos formas de resultados, la principal que es aquella que nos proponemos, y una secundaria que es la remuneración que obtenemos por ello. Por ejemplo un médico obtiene un resultado principal que es curar a un enfermo o mantener la salud de una persona sana, es natural que obtenga una remuneración por su trabajo, pero si le pagan o no, eso no le agrega o quita a su calidad de médico. La capacidad musical de Beethoven no se mide por lo que ganó por sus composiciones. La capacidad pictórica de un Leonardo no se mide por lo que le pagaron por sus cuadros. A la capacidad poética de un Amado Nervo no se le pone precio, ni tampoco a las tragedias de un Shakespeare o a las novelas de Tolstoi.

Hoy hemos invertido el orden y consideramos que lo principal es la rentabilidad, ahí está el peligro, la música como arte ha servido para elevar el alma del ser humano a esas alturas a las que nos conducen los grandes músicos o ha llenado, en el caso de la música folclórica, la convivencia social de los pueblos. Pero la música como producto de venta se ha transformado en melodías repetitivas cuando no cacofónicas, en la cual la única vara para medir es la popularidad.

La biotecnología es una gran posibilidad, pero también entraña un gran peligro, en eso se parece a la energía atómica. Sin embargo, el manejo de la energía nuclear, en las armas, en las centrales nucleares y en los reactores, está en manos de los Estados, en cambio la Biotecnología está en manos de unas pocas grandes empresas. Es por eso que surge la gran interrogante ¿será utilizada para el bien común o solo para incrementar las ganancias, sin importar el costo que ello signifique?

¿Estamos ante un peligro inminente o se nos abren las puertas de una nueva revolución similar a la que permitió a la sociedad humana pasar del nomadismo a la vida sedentaria?

¿Tendremos la madurez social y política para hacer un buen uso de esta nueva tecnología?

Una vez más vemos como lo esencial, aunque a veces lo olvidemos es el factor humano, las tecnologías pueden ser herramientas muy eficientes para construir el futuro, o armas muy peligrosas para destruir el presente, depende de las personas y sociedades que hagan uso de ellas.